Los accidentes de coche son más frecuentes de lo que las personas imaginan. Solo el hecho de adquirir un auto y conducirlo, aumenta exponencialmente la posibilidad de formar parte